| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • Files spread between Dropbox, Google Drive, Gmail, Slack, and more? Dokkio, a new product from the PBworks team, integrates and organizes them for you. Try it for free today.

View
 

La página de Conrado  Castilla Rubio

Page history last edited by CONRADO CASTILLA 8 years, 4 months ago

 

El día 4 de noviembre tendrá lugar la presentación de mi libro "Del tiempo que va y viene" en el palacio de los Condes de Santa Ana, a las 20'30 horas. A continuación os pongo la introducción del libro. Espero veros por allí.

  

Tras muchos años de abandono de la poesía en un cajón de mi mesa, con la publicación de un libro de por medio –Tres esquinas ... y una más- hace un tiempo volví a retomar esta labor y fruto de ello este poemario que he titulado “Del Tiempo que va y viene” porque precisamente es el paso del tiempo lo que me ha devuelto la afición por la poesía.

Este trabajo está compuesto por varias partes, una primera formada por una serie de poemas que genéricamente se titulan “Poemas del Regreso”, pues suponen en cierto modo esa vuelta a la escritura, aquí retomo algunas de las figuras poéticas de mis anteriores escritos, recordando tiempos y lugares pasados, siendo el tiempo el hilo conductor.

La segunda parte está formada por una serie de haikus que llevan por título “Versos del recuerdo (haikus para un inmigrante)”, y que supusieron en su momento una especie de ensayo sobre este tipo de poemas, sencillos pero a la vez tan completos y a los que durante un tiempo me dediqué tras leer a Issa Kobayashi o Buson entre otros muchos autores.

Y la última parte es la titulada “el camino que nos lleva”, son los últimos poemas que he escrito en los que trato el tema del camino de la vida, ese que uno ha recorrido hasta ahora y al que de vez en cuando mira de reojo.

Todos estos poemas son más un fruto lejano de las lecturas -muchas veces de libros y textos que amigos y conocidos han publicado y que uno ha ido acumulando a lo largo del tiempo-, y de mi intuición que de una intensa formación literaria, de ahí el lenguaje sencillo y la escasez de figuras poéticas más propias de la literatura culta que puedan dar lugar a una poesía más o menos complicada, la inexistencia de un ritmo determinado (muchas veces de forma premeditada) o la diferente longitud de los versos .

Ahí dejo al lector que tenga a bien coger entre sus manos este libro la posibilidad de juzgar y comentar lo que a bien quiera.

 

 

 

 

Aqui os pongo los haikus que leí en la última reunión y aunque sobre este asunto hay división de opiniones, tenemos que reconocer que son versos muy sencillos de entender y de elaborar. Espero que os guste su lectura.

 

HAIKUS DE PRIMAVERA.

 

Fondo verde,

indolente brisilla

en rumor de hojas

------------------------------------------ 

Un soplo de aire

sonido de pájaros

rayando el día.

-------------------------------------------- 

Libro en la mano

calorcillo que trae

olor a hierba.

----------------------------------------------- 

El crepúsculo

entre las hojas verdes

dorado llega.

------------------------------------ 

En la rivera

de verde y azul, el agua

canta temprano.

---------------------------------------------- 

Entre las hojas,

corredor del aire,

sueña el jilguero.

--------------------------------------------- 

Rayo de luna

que brilla en una noche

sonora y tibia.

------------------------------------------ 

Al crepúsculo
un ánade etérea
soñando vuela.

----------------------------------

Junto a un nenúfar
a la faz de la luna
miran mis ojos.

----------------------------------

Rayos de luna
que sobre el agua oscura

pintan sonrisas.

------------------------------------------- 

Rumor del agua,

sonido en el viento que

el sol reclama.

 

 

 Hace poco tuvo el gusto de releer el libro de  Izet Sarajlic "una calle para mi nombre" que se publicó en su día en la colección 4 estaciones y luego escribí el poema que sigue:

 

Y si un día de estos

cogiera al azar un libro de poesía

de los que están situados a mi espalda

seguramente

descubriría algunos versos

que apenas comience a leerlos

volverán a mi memoria

pero siempre hay unos

que me gustan más que otros

porque me recuerden algo

guardado entre mis cosas,

o porque simplemente

estén ahí esperando

que cualquier día de estos

me acuerde de leerlos.

Hace tiempo que no leo

a Sarajlic por ejemplo,

pero el azar ha hecho

que caiga –literalmente-

de su tabla a mis manos

abierto

por la página 54:

“busco una calle para mi nombre”.

Y de nuevo me impacta

como lo hizo en su día

y recuerdo que entonces,

igual que ahora,

escribí alguna cosa

para no olvidar su nombre.

Y aunque no tenga una calle,

al menos donde yo vivo,

si tendrá siempre un hueco

entre los otros versos

que un día yo leí

y guardé

para que a la vuelta

de un momento

el azar, o no,

lo traiga a mi recuerdo.

 

¿Qué tal.doc

Comments (4)

JOSÉ PUERTO CUENCA said

at 8:00 pm on Mar 28, 2011

Bien, Conrado. Me alegro de que estrenes tu página y ya de paso recomendando un libro... Me suena ese título pero no lo conozco, me alegraré si lo traes y nos lees algo en la próxima reunión. Tu poema es un buen ejemplo de reflexión sobre lo que los versos de otros dejan en nosotros, la onda que provoca otra onda y que sigue resonando... Lo que no sé yo es lo de la calle, casi mejor olvidarse de eso... No sé si era en el diario CÓRDOBA de hoy o de ayer donde se publicaba que, al menos en la capital, para que te pongan una calle a tu nombre, tienes que morirte, y no sé si va a valer la pena, la verdad sea dicha... Al paso que vamos a lo mejor derogan esa ley pero no para ponerle calles a los poetas, sino a los pudientes que sufraguen los gastos de los ayuntamientos en quiebra, según sean de 1ª, 2ª o 3ª tendrán su cuota y habrá a quien se le ocurra ponerles nombre por tiempo limitado... Un año, tres, un quinquenio... Algunos a lo mejor llegamos a juntar para un mes o un par de semanas... Todo dependerá de a como se ponga la hora de calle a tu nombre, y los sufridos ciudadanos llegará el momento que no sepan donde cojines viven... Yo me inclino más por emular al ciudadano-a anónimo-a que le ponía nombre poético a las calles de Córdoba sin que se supiera su nombre... ¿Os gusta la idea? Pues cuando queráis nos lanzamos al ataque, a ver ¡Ideas poéticas para nombres de calles de Lucena! ¡Un dos tres, responda otra vez!
Gracias por tu poema, Conrado. Un saludo

CONRADO CASTILLA said

at 8:46 pm on Mar 31, 2011

Gracias Pepe por tus palabras. Sin duda que llevare este libro y seguro que luego lo reconoces. Llegare un poco tarde pues ya sabes que tengo clase, pero si no surge ningún imprevisto allí estaré. Yo también lei esa noticia en el diario Córdoba y la verdad que es un poco penoso pero esta parece ser la sociedad y el tiempo que nos está tocando vivir, aunque bueno, quien sabe, quizá podamos aportar algo a nuestra localidad y poner nombres poéticos a sus calles, estaría bien. Saludos. CONRADO.

JOSÉ PUERTO CUENCA said

at 8:15 am on Jun 19, 2011

Conrado, me gustan estos haykus. Crean una atmósfera muy evocadora. De verdad que me gustan

CONRADO CASTILLA said

at 7:35 pm on Jun 21, 2011

Muchas gracias Pepe por tus palabras, la verdad es que durante el tiempo que me dediqué a escribir haikus me sentía muy cómo haciéndolos. Nos vemos el día 29.

You don't have permission to comment on this page.